Origen del Fuego

EL FUEGO

Se conoce como fuego a la luz y el calor producidos como consecuencia de la combustión. El mismo se produce generalmente tras la reacción química de oxidación y algunas de sus manifestaciones más características resultan ser las llamas, el extremo calor, y la emanación de dióxido de carbono y de vapor de agua.

SU ORIGEN

Los restos arqueológicos más antiguos al respecto indican que la especie humana Homo Erectus, antepasado del Homo Sapiens actual, conocía el uso del fuego hace 1.600.000 años. El Homo Erectus no tenia la capacidad del lenguaje (habla),sin embargo el uso del fuego habría permitido una sociabilización antes ausente, es fácil imaginar una tribu de Homo Erectus rodeando una fogata a fin de mantener la seguridad del grupo, defenderse de los ataques de animales, protegerse del frio, etc. En sus comienzos, el mayor problema era cuidar ese fuego que llevaban a las aldeas y mantenerlo encendido. Todavía no sabían encenderlo ni alimentarlo con combustibles. Se sabe que hace un millón de años el fuego servía para defenderse, para cocinar o para alumbrar los refugios de piedra. Cuando entraban en posesión del fuego era probable que nuevamente lo perdieran. Y había que esperar que otra vez la naturaleza les brindara la oportunidad de volver a conseguirlo. No obstante, según las evidencias de Swartkrans, Sterkfontein y las cuevas de Kromdai, la producción de fuego se hizo de manera intencionada hace 1.300.000 años. Siempre se ha pensado que el fuego pudo controlarse y producirse hace 800.000 años. Por lo que si se confirmara esto, se entendería que los antepasados del hombre moderno podrían producir fuego medio millón de años antes. El primer método de encendido supone que fue el del frotamiento de una punta de palo seco sobre un mismo punto de una madera seca. Otro similar consistía en frotar una liana en una ranura efectuada en la madera. El más común fue el de rotación de una punta de palo sobre una madera. También se logró encender mediante chispas producidas con piedras que contengan piritas de hierro. Además del encendido, se debió resolver el problema de dónde encender y conservar el fuego: sobre piedras, en cavernas, enterrado en un pozo, enterrado en un hueco revestido con piedras. El fuego se produce siempre que haya un material combustible, en presencia de oxígeno a una temperatura extremadamente alta, se convierte en gas. Las llamas son el indicador visual del gas calentado. El fuego también puede producirse a temperaturas bajas. Con el tiempo, los materiales combustibles, tales como las ascuas encendidas, puedan alcanzar su temperatura de ignición.

Atrás Siguiente